5 ago. 2009

HISTORIA (O PREHISTORIA) DEL PARAPENTE

Armand volando su Saphir de ITV




Efemérides: tal día como hoy, 5 de agosto, pero del año 1990, es decir, hace la friolera de 19 años, un reducido grupo de parapentistas se dan cita en Castejón de Sos para subir al hoy abandonado despegue Sur de Pedras Blancas, al pie del Pico Gallinero, unos 200 metros por debajo del actual despegue.

En su cabeza hay una sola idea: largarse lo más lejos posible. Único límite: el otro lado del horizonte.

Este es el relato que publicó Mario Arqué en la revista "Volar" sobre la crónica apasionada que le contamos Néstor Bohigas y yo mismo de lo ocurrido en ese vuelo. En aquella época, este vuelo superó todas las expectativas sobre las posibilidades de cross en parapente. Nuestras velas, las Saphir de ITV, máquinas de super competición del momento, tenían fama de alas muy inestables. La "misión" de los pilotos oficiales de la marca, José Sanmartín, Carlos Izquierdo, Armand Rubiella, Nil y Néstor Bohigas (Saphir Boys en la vox populi), consistía en convencer a los pilotos del momento (y a nosotros mismos) que aquella vela era "gobernable". Un récord de distancia debía acallar todas las críticas sobre aquel parapente.

El artículo es de Mario Arqué. Queda claro que el montador que ese día estaba en la revista no tenía su mejor día, a juzgar por la impresentable cantidad de faltas ortográficas y gramaticales que hay en el artículo. En el libro "Visitar el Cielo" de la Editorial Perfils, dirigida hoy por el mismo Mario Arqué, podéis leer la crónica del mismo vuelo firmada por Néstor Bohigas.

Por último, comentaros que ese vuelo de 1990 no se repitió hasta once años más tarde. El coeficiente de planeo de aquellas Saphir, siendo velas de competición, era inferior a 6. Las Axis 4 de Swing, vela que utilizáis la mayoría, aún siendo velas de iniciación tienen un planeo de 7,5. Actualmente las alas de competición pasan de 11...

Espero que os guste el relato. En el siguiente capítulo de "La Historia del Parapente" os mostraré un artículo del vuelo bivac de Ramón Morillas y Armand Rubiella en el Atlas marroquí en 1998.

Saludos a todos!

Armand





3 comentarios:

Marc Ferrer dijo...

Ya había leído este capítulo en "Visitar el Cielo", pero ahí, no aparecen estas fotografías de época. Me encanta poder leer este tipo de crónicas sobre vuelos!
GRACIAS!

Montse dijo...

Marc!

Si te gustan las fotos de la "prehistoria del parapente" algún día haremos una recopilación de fotos antiguas.

Besos!

erXino dijo...

Sensacional!!!

No sólo el vuelo, el realto, el poder recuperarlo!

He disfrutado como un tonto (de los que disfrutan)